3 Perlas de Sabiduría para orquestar tus emociones

Se el DJ de la «banda sonora» de tu vida

Por Mariana Rodriguez Risco

“Dale una mirada a mi película”, me dijo Daniel, mi hermano, cuando estaba en producción de “No estamos solos” (1).  Me envió la versión sin banda sonora.  Aprecié la historia de la familia que se muda a una casa con una energía sobrenatural.  ¡Pero experimenté angustia y terror recién cuando la vi con la banda sonora! 

Las circunstancias de nuestra vida son como las películas.  No las podemos controlar, pero las experimentamos de acuerdo con la banda sonora que nosotros elegimos.  Son nuestras emociones las que definen en qué película estamos viviendo.

Para ser un buen líder, deja tus emociones en la puerta” era la norma de mi generación.  Como CEO de la UPC y Presidenta de Laureate Perú se suponía que debía liderar en base a mi inteligencia y conocimientos.  El que estuviese ansiosa, preocupada o atemorizada debía quedar al margen.  Pero era obvio que mis emociones impactaban en la calidad de mis decisiones y en el performance de mi equipo. 

En mi vida personal también hacia un enorme esfuerzo por mostrarme fuerte y segura ante los demás, escondiendo mi ansiedad, preocupación o temor.

Era un vano intento de vivir como en una película sin banda sonora. 

El primer paso que di fue abrir mi corazón a la música que acompañaba mi vida.  Acepte que había situaciones en las que mis emociones se desbordaban y que necesitaba hacer algo y pedir ayuda para manejarme mejor.

Aprendí a ser la DJ de la banda sonora de mi vida en base a terapia personal, el trabajo con coaching ejecutivo en la UPC y la práctica del Mindfulness.  Gracias a este trabajo personal reconocí que la ansiedad, la preocupación y el temor son emociones naturales ante los problemas.  Se presentaban para alertarme y protegerme de los riesgos.  Pero que no era bueno quedarme estancada en ellas.

Para avanzar positivamente hacia mis metas necesitaba transformar:

  • La Ansiedad por Pasión
  • La Preocupación por Curiosidad
  • El Temor por Coraje

Perla #1: Ansiedad por Pasión

Esto nos puede destruir” me dije cuando recibí una notificación de SUNAT (2) para la UPC.  Tome las acciones necesarias para la defensa, pero me quede ansiosa, repitiendo la misma “tonadilla” una y otra vez, sin que ello fuese a resolver nada.  ¿para qué esforzarme con esta espada de Damocles sobre nuestras cabezas?

Ambas, la pasión y la ansiedad se proyectan al futuro.  La diferencia está en que la ansiedad te desmoraliza, mientras que la pasión te moviliza.  La ansiedad me había desalentado y me estaba robando la energía.

“Regresa al Propósito”, me dije.  Me avivé con el fuego de la pasión por la visión de la universidad.  Entendí que necesitaba dejar que el caso con la SUNAT siguiera su curso (tomaría años) y volver a enfocar mi energía en seguir liderando a la UPC hacia el futuro. 

Muchas veces me pongo ansiosa y me desmoralizo sin saber exactamente por qué.  Recupero la motivación aceptando que no tengo el control sobre todo lo que me sucede en la vida, y enfocándome en aquello que me apasiona – eso que hace latir mi corazón con fuerza.

Perla #2: Preocupación por Curiosidad

Tengo que parar de llorar”, me dije.  El pasajero del asiento contiguo en el avión me miraba desconcertado.  Había recibido una crítica dura en una reunión de trabajo y estaba desolada.  Al día siguiente seguía preocupada, atrapada en un pensamiento obsesivo, reviviendo la experiencia una y otra vez en mi mente, sin poder avanzar.

La preocupación es como sentarte en una mecedora, te meces y meces, pero no vas a ninguna parte.  La mejor manera de salir de la preocupación es despertar tu curiosidad.  Empecé a hacerme preguntas interesantes acerca de la situación: ¿Por qué me había afectado tanto?  ¿Por qué no detectamos el error de cálculo en la proyección?  ¿Cuándo podría darse una buena oportunidad para presentar la propuesta revisada?

La curiosidad me permitió avanzar y mejorar.  Me ayudó a desarrollar mi autoconfianza, para que no se desplome ante la menor crítica.  Y a encontrar un buen momento para una segunda reunión con resultados positivos.

Cada vez que me doy cuenta de que estoy en la mecedora de la preocupación, me levanto para satisfacer mi curiosidad acerca del tema que me llevó a sentarme allí.

Perla #3: Temor por Coraje

“¡Dios, que hago acá!” Estaba a punto de subir al escenario en el CADE Ejecutivos 2013 en Paracas.  Meses atrás había aceptado ser parte del grupo Educación y me tocaba presentar una de las propuestas (3).  Tenía un nudo en el estómago y el corazón me latía tan fuerte que dolía. 

Terminó siendo una de las experiencias más hermosas de mi vida.  Mis compañeros y yo recibimos una ovación de pie de los 1,000 ejecutivos asistentes al CADE al final de la presentación. 

El temor es un mecanismo de seguridad, una señal de alerta ante el peligro.  Pero en exceso puede ser una limitante en tu vida.  Para salir de tu zona de confort necesitas coraje.  Es ¨tener miedo y hacerlo a pesar del miedo¨. 

El temor también te sirve para prepararte bien ante algo nuevo.  Mi grupo y yo ensayamos la presentación para el CADE hasta el cansancio. 

El coraje te permite dar el paso – subir al escenario – y es el que te abre nuevas oportunidades para crecer y desarrollarte.

Salir a un escenario no es lo único que me causa temor.  Hay muchas situaciones en mi vida que enfrento con coraje.  Lo más interesante es que descubrí que la realidad nunca es tan catastrófica como uno se la imagina.

Sé el DJ de la banda sonora de tu vida

Convertirte en el DJ de la banda sonora de tu vida no ocurre de un día para otro.  Exige esfuerzo y compromiso con uno mismo.  Y en la mayoría de los casos necesitas algún tipo de ayuda. 

Hoy en día la terapia para resolver traumas dejo de ser tabú.  En las empresas se valora el coaching para desarrollar la inteligencia emocional de los ejecutivos.  La práctica del Mindfulness está creciendo.

Las emociones no son negativas ni positivas.  Todas son parte de la experiencia humana.  Lo negativo es cuando te quedas experimentando una emoción cuando ésta ya cumplió su propósito.

Está bien escuchar la tonada de “TIBURÓN” (4) que te advierte que puede haber un “tiburón” acechándote. Pero una vez que compruebas que hay un riesgo real, lo mejor es cambiarla por la tonada de “STAR WARS” (4) para enfrentar el desafío y “que la fuerza te acompañe”.

NOTAS:

  • No Estamos Solos.  Enero 14,2016.  Director Daniel Rodríguez Risco.
  • Se refiere al caso del plazo de vigencia del Crédito a la Reinversión para las universidades societarias que fue cuestionado por la SUNAT. El reclamo a la misma fue resuelto finalmente por una resolución del Tribunal Constitucional.
  • En CADE Ejecutivos 2013 presenté la propuesta de un observatorio educativo-laboral.  Meses después se llamaría “Ponte en Carrera”.
  • “Tiburón” y “Star Wars” son películas de inicios de la década de los ochenta.



Mariana Rodriguez Risco


Artículos relacionados

Deja un comentario