5 perlas de la sabiduría para convertirte en una mujer «fearless» (sin miedo) en el mundo corporativo

Todos saben de la lucha por la que atraviesan las mujeres camino a la cima de las corporaciones.  Las estadísticas demuestran que solo un pequeño porcentaje son capaces de romper las barreras, lo que llamamos el “techo de vidrio”. Poco a poco, las cifras están creciendo. Muchos estudios intentan explicar este fenómeno, buscando formas de acelerar el progreso. Así terminamos intentando resolverlo con hojas de ruta organizacionales, cambios culturales, incentivos y legislación.

La estatua de “Fearless Girl” (La Niña sin Miedo) de Nueva York me inspiro a mirar esta situación desde la perspectiva de la “actitud”. ¿Acaso es la ausencia de miedo la que diferencia a las mujeres que lo logran de las que no? ¿Será que tener una actitud “fearless”, de “niña sin miedo”, es la característica más apreciada en las gerencias de primer nivel o en el salón de directorio?

Es posible que sea así. Esa idea llegó a mí cuando sentí un fuerte vínculo con la estatua “Fearless Girl” – La Niña sin Miedo de Nueva York. Así que quiero compartir 5 perlas de sabiduría que me sirvieron para ser una “fearless woman” (mujer sin miedo), empresaria, gerente general, presidenta corporativa y miembro de juntas directivas en los últimos 30 años.

PERLA #1: ERES “FEARLESS” POR CAUSA DEL MIEDO

En “The Little Book of Confidence”, Susan Jeffers nos dice que la única forma de liberarnos del miedo de hacer algo es haciéndolo. Una vez que has hecho algo a lo que le temes muchas veces, el miedo a la situación desaparece. Luego el miedo comienza nuevamente, permitiendo que progreses a la nueva situación que ahora temes, estirando tus capacidades y expandiendo tus horizontes, hasta que se vuelve más y más fácil “sentir miedo e igual hacerlo”.

Los sentimientos de duda han estado conmigo desde que empecé, y aún siguen ahí, alimentando mis miedos, pero también construyendo la seguridad en mí misma, mientras me van llevando al siguiente paso necesario para que salga de mi zona de confort.

“Deja de sentir miedo al miedo, y conviértelo en tu mejor aliado”

PERLA #2: ERES “FEARLESS” PORQUE EL RESULTADO NO IMPORTA

Sé que eso suena contrario al sentido común. Pero solo separándote del resultado es que puedes enfocar tus energías en la tarea inmediata y entrar a un estado de “flow”, que es un estado de máximo desempeño. No estoy sugiriendo que no planees y definas objetivos claros a los cuales apuntar, pero una vez que lo hagas, déjalos ir, y confía en que si estás haciendo algo que amas, que te apasiona, algo en lo que tú crees, entonces “donde sea que estés yendo, ya llegaste”. Fijar tu identidad y tu autoestima a si logras o no tus metas te vuelve insegura y ansiosa con respecto al futuro. Lo mismo pasa cuando haces discursos, cuando contribuyes a la discusión durante las reuniones, cuando trabajas en equipo.

Hubo muchas veces cuando no me atreví a proponer algo muy relevante en una reunión porque me preocupaba como sería percibida si no resultaba bien. Ahora simplemente digo lo que pienso.

“Que el resultado no tenga importancia (en el futuro) te hace “fearless” hoy, todos los días

PERLA #3: ERES “FEARLESS”PORQUE TIENES UN “GROWHT MINDSET” – UNA MENTALIDAD DE CRECIMIENTO

En su best-seller “Mindset: The New Psychology of Success”, Carol Dweck nos dice que las personas que creen que sus talentos no son fijos, sino que en cambio creen que pueden desarrollarse, tienen un “growth mindset” –  una “mentalidad de crecimiento” y tienden a tener más éxito. Creer que siempre es posible mejorar  es muy potente cuando estás siendo criticada, cuando te desempeñas pobremente, o cuando te equivocas. Te ayudará a lidiar con tus sentimientos de inseguridad y enfocar tus energías hacia buenas estrategias como el aprendizaje, practicar habilidades nuevas, buscar retroalimentación de los demás y admitir errores.

Hubo un tiempo en el que me definía como alguien que era incapaz de revisar y entender estados financieros detallados o estudios de mercado. Aunque soy ingeniera, me había convencido a mi misma de que no había nacido con una mente analítica. Al enfrentarme con los reportes, en vez de posponerlos, empecé  a ver que no eran tan difíciles como pensaba. Me enseñé a mi misma a comprender las cifras esenciales y a hacer muchas preguntas a mis colegas financistas para llenar los vacíos.

“Eres “fearless” porque confías en que no hay nada que no puedas eventualmente enfrentar!”

PERLA #4: ERES “FEARLESS” PORQUE TIENES UNA NET DE SEGURIDAD

Al haber visto a los trapecistas hacer su show en el circo, no recuerdo haberme impresionado menos con sus piruetas de vuelo porque podía ver que tenían un enorme net de seguridad. En el mundo corporativo, tener un net de seguridad hecha de una sólida red de familiares, amigos cercanos y colegas que estarán ahí para sostenerte cuando te “caes”, hace maravillas por tu desempeño. Con la gran ventaja de que nadie puede verla debajo de ti. Pero no des por hecho la net de seguridad y asumas que estará ahí si no te tomas el esfuerzo de cultivar y nutrir esas relaciones porque estás muy ocupada concentrándote en tu carrera en el mundo corporativo.

Recuerdo muchas veces en que tomé un gran riesgo, solo porque sabía que tendría un hombro en el cual llorar si fallaba. Tomar grandes riesgos es la única forma de innovar en tu área y sobresalir con contribuciones únicas.

“Con un net de seguridad, eres “fearless” en probar ideas nuevas, o buscar formas diferentes de hacer las cosas”.

PERLA #5: ERES “FEARLESS” PORQUE JUEGAS LIMPIO

Pareciera que es necesario que haya muchos empujones y jugadas poco femeninas camino a la cima. O que tienes que “doblar las reglas” o comprometer tus valores “un poco” para lidiar con los obstáculos que se presentan en tu camino. No tomes el atajo. Es muy posible que esa importante posición que alcances dure muy poco. Uno de los enemigos que hiciste en el camino a la cima buscara hacerte daño, y siempre hay un alto precio que pagar al hacer concesiones éticas. Sean cuales sean tus valores, que sean no negociables. Que guíen tu corazón, tus pensamientos, tus actos.

La vida corporativa es como navegar por un mar lleno de tormentas. Hubo muchas ocasiones en las que la supervivencia de mi organización (mi barco) estuvo en peligro. Otros en los que mi sentido de autoestima fue atacado (he tenido que lidiar con comentarios sexistas y política corporativa). La tentación de romper las reglas “esta vez” o de “actuar fuera de mi naturaleza” fue muy alta. Pero no cedi porque sabía que estaba lidiando con algo que estaba en la superficie. Que en las profundidades del mar, mi sentido del ser y mi bienestar estaban calmados y seguros. Nada podía tocarme allí.

“Eres “fearless” porque sabes quién eres y en lo qué crees”.




Mariana Rodriguez Risco


Artículos relacionados

Deja un comentario