5 Perlas de Sabiduría para la Adversidad. Nuevos Comienzos

Por Mariana Rodriguez Risco

El 1 de diciembre del 2021 fui a recoger los resultados de la biopsia de un nódulo en mi seno izquierdo. “Estaciona y ven” le dije a Juan, mi esposo, “la doctora quiere hablar conmigo”. Ese día flote en un estado de disociación. La realidad se veía ajena, lejana, distinta. Le comenté a una amiga “la palabra cáncer tiene un peso inmenso”.

4 meses después, estoy tocando la campana en el centro de radioterapia. Fui afortunada. El cáncer se detecto en mi chequeo anual, en fase temprana, operable y sin quimioterapia. 

La adversidad en la vida tiene muchas formas e intensidades. Son eventos inesperados y traen consigo experiencias dolorosas, pero también transformadoras. Cada persona las vive de manera distinta.

A mi me costo mucho aceptar la realidad de esta “herida injusta”. ¿Qué había hecho yo para que me pasara? Y si no ¿quién tenia la culpa? La vida no es “injusta”, la vida es. La adversidad es parte de la experiencia del ser humano.

“le tengo un poco de miedito al futuro cuando termine el tratamiento” le había confesado a mi “ángel”, una amiga que había pasado por esto, y que fue iluminando el camino en nuestros chats informativos. “Necesitas un ritual para marcar un nuevo comienzo”, me aconsejó. 

Este es mi ritual. Una edición de 5 perlas de sabiduría, una serie de artículos, inspirados en el recuerdo de mis abuelitas, sus collares de perlas, y la inmensa sabiduría que recibí de ellas. 

Estas son las 5 perlas de sabiduría para la adversidad. Nuevos comienzos.

Perla #1: Acoge tus emociones

Al principio tenia mucho miedo. Para no angustiarme, quería certezas. Me frustraba porque era un proceso imposible de controlar. Mantuve esta actitud hasta el 17 de enero en el que escribí:

🐛 se rompieron mis estructuras y tengo poca claridad con respecto al sentido de mi vida. Mando todo al C… ¿Me deprimo y caigo en mis adicciones? 🦋 o me hago cargo de mis miedos y me entrego a la vida con mas consciencia, actuando con amor y con fe de que me llevara por el mejor camino. Elijo lo segundo 💕

Ese día comencé un “journal” (diario) para acoger la montaña rusa de emociones. Me di cuenta de que había estado evadiéndolas, comiendo muchos dulces – una de mis adicciones. Y me ayudo a ver que necesitaba descargarme de algunas responsabilidades. “Es momento de ocuparme de mi” dije al renunciar al consejo de una asociación. 

Acoger tus emociones en lugar de evadirlas te da la capacidad de avanzar con mayor claridad, confianza y creatividad ante la incertidumbre. Te da la oportunidad de conocerte mas a ti mismo, de desarrollar tu inteligencia emocional y de aprender a recupérate de situaciones difíciles (Resiliencia).

Perla #2: Acepta la realidad

¿Nos juntamos para hacer las metas del año? le había dicho a mi mejor amiga, un ritual que compartimos. En un instante todo esto quedo en el aire y apareció el cronograma del tratamiento del cáncer de mama.

Desafortunadamente, la biopsia me dejo muy adolorida, y la operación me dejo muy inflamada. Me costo mucho manejar la frustración de mis aspiraciones y planes. Por querer que las cosas regresaran a ser como antes, empeore mi situación. El stress me provoco una inflamación y gastritis. A pesar de saber que mi cuerpo estaba débil, retomé mis clases de equitación. “Empiezo suave” me dije. Termine en el suelo por un corcovo inesperado de mi caballo.

Allí fue que me di cuenta de que me estaba resistiendo a aceptar la realidad. Me apoye en mi practica del “mindfulness” (respiración consciente) para dejar ir lo que no estaba en mis manos. “Empieza desde donde estas y con lo bueno que tienes” me digo a mi misma cada mañana.

El sufrimiento en las situaciones adversas se debe en gran parte a la resistencia a aceptar que las cosas no son como uno quiere. Ceder el control de aquello que no esta en tus manos te libera para que puedas ver aquello que si puedes hacer para mejorar la situación. 

Perla #3: Abre tu corazón

Lo sabíamos Juan y yo, luego mi mejor amiga, mis hermanos, mi mama. El circulo se iba ampliando. Este es un dilema muy personal. ¿Que tan intimo y privado es?  Mi corazón cerrado por el miedo clamaba por abrirse y no lo pude contener. Mi familia, algunos amigos y colegas de trabajo me acompañaron en el trayecto. Descubrí que el “Te quiero”, tiene mas peso que “cáncer”. Recibí muchas expresiones de amor y cariño. “Faltan las rosquitas” le dije a mi cuñado cuando me trajo pancito de Chilca para mis desayunos. En cada hito de mi tratamiento, tuve una barra “a la peruana” alentándome a todo pulmón. 

Reconozco que en mi vida profesional soy y he sido muy ejecutiva, poniendo la tarea y la meta por delante. Hoy, tengo una apreciación nueva de mis relaciones humanas. Cultivarlas es lo esencial en la vida. Abrir mi corazón y mostrarme vulnerable es algo que me hará una mejor persona y líder.

Perla #4: Escucha tu voz interior

El tratamiento de cáncer de mama es bastante conocido, pero hay algunas opciones dependiendo de cada caso. Ante las dudas, solté el ¿Que hago? hacia afuera. “Quiero ver opciones”, decía tratando de explicar mis idas y venidas a Juan. 

Sin embargo, hay un limite al numero de opiniones que uno puede escuchar antes de entrar en un total estado de confusión e indecisión. “Esta lucha es mía” me dijo una voz interior. ¿Que es lo mejor para ti? me pregunte. Y encontré coraje y paz en la respuesta, porque era mía. 

En situaciones adversas hay mas preguntas que respuestas. Cualquier camino que tomes tiene un impacto y consecuencias distintas. Es importante informarte bien y con mente abierta. Sin embargo, es tu voz interior (intuición) a la que tienes que escuchar. Es la que te guiara por el camino que es correcto para ti y te dará el valor para aceptar las consecuencias.

Perla #5: Agradece la lección de vida

Me ayudo mucho saber de muchos casos de mujeres muy cercanas a mi que habían pasado por esto, y yo ni me había enterado. Empecé a ver a muchas mujeres con turbantes, algo que antes había pasado desapercibido para mi. “No estoy sola” pensé.

En todo este proceso mi empatía se ha multiplicado por mil. Tengo un entendimiento mas autentico de lo que significa la palabra compasión. Esa capacidad de sentir el sufrimiento del “otro” como si fuera el tuyo, y que de allí te nazca un autentico deseo de aliviarlo. 

Toda adversidad trae una lección de vida. Por eso es una experiencia dolorosa, pero transformadora. Es importante ver la oportunidad que la vida te esta dando para que eleves tu nivel consciencia. Aprovéchala para crecer como ser humano en todos los aspectos de tu vida. 

Espero que una o mas de estas perlas que recogí en el camino sean útiles para los lectores(as).




Mariana Rodriguez Risco


Artículos relacionados

Deja un comentario