5 Perlas de Sabiduría para convertirte en un mejor CEO

Todo CEO está esforzándose constantemente por convertirse en un mejor CEO. ¡Me ha pasado a mí! Nos la pasamos leyendo cada artículo o libro que podemos conseguir, especialmente si contiene la última receta para el éxito. Y estamos constantemente atentos a conferencias y talleres que nos puedan ayudar a mejorar. Así que terminamos con una serie de ideas, técnicas y hojas de ruta que debemos aplicar para convertirnos en ese mejor CEO. Y conforme las “probamos”, obtenemos resultados variados, así que nos quedamos con las que parecen funcionar y dejamos las otras atrás.

Hace poco me retiré de treinta y tantos años de carrera con empresaria y CEO corporativa, para dedicar mis esfuerzos a un rol distinto como presidenta no ejecutiva de Laureate Perú, Directora de entidades sin fines de lucro y promotora de la mejora de la calidad y la relevancia del sistema educativo peruano.

Quisiera compartir 5 perlas de la sabiduría que he coleccionado durante esta travesía:

PERLA #1: RETRASA LA RECOMPENSA

En su libro “The Road Less Traveled”, el Dr. Scott Peck comparte un experimento en el que niños que eran capaces de ejercer disciplina disfrutaban de mayores recompensas al final. Lo mismo se aplica a los CEOs. Debemos resistir la tentación de encargarnos de “lo urgente”, de priorizar el corto plazo contra el largo plazo, de tomar atajos, seguir la salida más simple, o de enfocarnos en lo que es fácil y no en lo que realmente debemos enfrentar. Retrasar la recompensa y ser disciplinado es deber de un CEO que quiere liderar a su empresa a obtener logros extraordinarios. ¡Te puedes comer el helado al final del día!

 PERLA #2: NO TIENES QUE SER LA ESTRELLA

Durante mis pininos como empresaria y directora ejecutiva, yo creía que era necesario tener todas las respuestas. ¿Qué tipo de líder sería si mi equipo no podía contar conmigo para dar la solución perfecta a cualquier problema? Adivinen qué, ese es el EGO hablando. Años después me di cuenta de que lo que debe hacer un gran líder es tener la capacidad de “hacer las preguntas correctas”, y dejar el camino libre para las talentosas personas en su equipo. Además de eso, si felicitas a quienes merecen ser felicitados, brillarás como un gran estrella. Pero no es necesario que eso ocurra.

PERLA #3: PIDE AYUDA Y DESARROLLA LA CONFIANZA

“La cima es muy solitaria”. De hecho, sí es muy solitaria. Luego de volverme CEO después de haber sido empresaria, extrañaba mucho la camaradería, el compartir nuestras visiones e ideas, y el encarar los problemas con mis socios. Incluso extrañaba las peleas que a veces teníamos. Pronto me di cuenta de que, como CEO, las personas que me rodeaban eran muy corteses, extremadamente cautas con las noticias o la información que compartían conmigo, si es que las compartían para empezar. La única forma que encontré de superar esta situación fue forzarme a salir de la oficina y caminar, hablando con casi todos con quienes me encontrara, de facilitar reuniones en equipo en vez de liderarlas, y alentar una y otra vez a las personas a ser honestas y directas conmigo, de tal forma que supieran que “a veces ladraba pero no nunca mordía”.

PERLA #4: CARPE DIEM

Leí que toda persona debe tener una frase que le sirva de guía, un eslogan de vida, por así decirlo. CARPE DIEM, “Centrarte en el momento presente” es la mía. Mi mente siempre estaba proyectándose hacia el futuro, haciendo que me sintiera ansiosa, o llevándome al pasado, provocando que me arrepintiera de algo. Elegí anclarme en el momento presente para evitar que eso pasara, y logré disfrutar los beneficios de enfocar toda mi atención en la tarea a la mano. Estar enfocada al cien por ciento en lo que está ocurriendo AHORA, te permite “fluir”, que es un estado de máximo desempeño. Como CEO cometerás errores de los cuales definitivamente te arrepentirás y de los cuales deberás aprender; y es tu responsabilidad el explorar escenarios futuros en búsqueda de riesgos y oportunidades, sin duda con ciertos niveles de ansiedad al pensar en los posibles resultados. Aún así, para lograr un desempeño de excelencia, un CEO debe pasar la mayoría de su tiempo en lo que está ocurriendo AHORA: Carpe Diem.

PERLA #5: AFILA LA SIERRA

Este es sétimo hábito de “los siete hábitos de la gente altamente efectiva” de Steve Covey. Tuve la suerte de leer este libro al comienzo de mi carrera y he aplicado esmeradamente los siete hábitos toda mi vida. El sétimo hábito pide preservar y realzar el mayor activo que tienes – tú mismo. Este fue el hábito con el que más luché, ya que no siempre era fácil mantener un equilibrio de auto-renovación en los cuatro aspectos de mi vida: lo físico, lo emocional, lo mental y lo espiritual. Muchas veces perdí el equilibrio en medio de severas amenazas a la supervivencia de mis instituciones , o en el entusiasmo de probar una idea innovadora. Pero es posible que tengas que pagar un alto precio por esta pérdida del equilibrio. Tengo la suerte de ser saludable y estar en forma, y de estar rodeada familiares y amigos estupendos, no he perdido la pasión por aprender cosas nuevas y comprendo lo esencial de la vida humana. Esto se lo debo a siempre recordar afilar la sierra.

 


Mariana Rodriguez Risco | Presidente Laureate Perú
Twitter: @mrodriguezrisco
LinkedIn: https://www.linkedin.com/in/mariana-rodriguez-risco/
Blog: https://marianarodriguezrisco.com/




Mariana Rodriguez Risco


Deja un comentario